Mi bebé tiene un bulto en el talón.

25.04.2021

Si tu bebé tenía en el momento de nacer un bulto en un talón o en ambos, en el hospital te habrán dado información. Si por el contrario un buen día has descubierto ese inquietante bulto, !Que no cunda en pánico!. No debes alarmarte porque en principio no es importante, ni mucho menos grave. Estamos seguramente ante un fibroma plantar. Si, suena fatal, pero espera, te cuento.

El fibroma plantar del lactante es un nódulo (masa de células redondeada, abultada y dura) que aparece en los primeros meses de vida, aunque puede pasar desapercibido y manifestarse de forma más tardía. Suele verse y palparse en la planta del talón o algo más próximo al arco medio, en la zona de inserción de la fascia plantar. Mide entre 0,5 y 1 cm de diámetro, presenta aspecto sonrosado y no apreciamos ninguna alteración en la piel que lo recubre. Cuando palpamos el bultito se mueve ligeramente (fluctúa) y no duele, pero si el peque al andar ha notado que tiene algo puede estar reacio a que le exploremos. Hemos de observar los signos más sutiles y diferenciar si realmente le duele o solo le incomoda. Es importante destacar que no se ha determinado con claridad su causa, y es posible que otros familiares hayan padecido esta alteración y si no es así tampoco tiene importancia.

Para profundizar en la lesión, sabed que la fascia plantar es como un ligamento que compacta los músculos contra la estructura de huesos del pié, y une el talón y el metatarso. Es de tejido fibroso y está envuelta por la grasa protectora de la planta del pie, por lo que el nódulo es la combinación de estos dos tejidos. Consiste en un abultamiento de tejido fibroso como el de la fascia y que se encuentra recubierto por grasa aislante o protectora. Nada más. De hecho, suele aparecer en niños con gestación y parto a término sin complicaciones, con buen estado general, tanto de nutrición como de desarrollo en general.

El tratamiento consiste únicamente en observar su evolución, que no crezca demasiado y moleste. En el caso de molestar, en mi opinión, la primera opción sería hacer unas plantillas de descarga que abracen de forma acomodativa y blandita la lesión, incluso se podría anteriorizar el centro de gravedad del propio pie para descargar el talón si fuese necesario. Como segunda opción y valorando la edad del paciente podría realizarse una infiltración de esteroides localizados (no tiene los mismos efectos secundarios que sintéticos). Y como última opción extirparlo quirúrgicamente, que con lo activo y reparador que es el tejido de un bebé no garantiza un éxito definitivo. Pero repito, solo intervendremos terapéuticamente en el caso de que duela o altere la vida normal del niño.

En conclusión, no hay que alarmarse pero tras una primera visita diagnóstica sería recomentable volver a revisar cada 6 meses o a necesidad, pero lo más importante es calmar a los padres y descartar una verruguita o lago que pudiera haberse clavado. Espero haberos servido de ayuda. Un beso papás conscientes.


#crianza #crianzarespetuosa #maternidad #medicinafamiliar #pediatría #pediatria #podopediatría #podologíapediátrica #infancia #bebé #bebé #calzadoinfantil #calzadobebe #calzadobebé #patucos #zapatorespetuoso #calzadorespetuosos