La piel del bebé al nacer.

04.11.2020
Piel del bebé recién nacido o neonato.
Piel del bebé recién nacido o neonato.


Cuando las mamás salimos del hospital y llegamos con nuestro bebé el primer día a casa, nos encontramos con la nueva e imponente realidad. Creemos que nos hemos estado preparando, pero como bien sabes a estas alturas, para esto nunca se está preparada..

Ahora un pequeño y frágil ser vivo depende absolutamente de ti. Yo por ejemplo pasé la primera noche sin dormir, con la lamparilla de noche encendida, observando su pecho moverse para comprobar que respiraba, puede que esto te suene...

En esos primeros días surgen multitud de preguntas y preocupaciones. Observamos a nuestro bebé con la necesidad de que todo sea "normal", palabra que me disgusta profundamente. En esta fase cualquier diferencia del modelo creado en nuestra mente nos preocupara, y una de las primeras cosas que observamos es la piel. Estamos acostumbrados a ver imágenes de mamás y bebés perfectos, y el nuestro presenta toda la gama cromática, excepto el rosa ¿Tiene la carita hinchada o la cabecita deformada? ¿Está cubierto de grasa y se aprecia su aparato circulatorio? Tranquila, todo es muy "normal", y como siempre digo, que no cunda el pánico.

En primer lugar centrémonos, el bebé ha estado viviendo dentro de liquido, y está transitando hacia otro medio, necesita adaptarse. Ha vivido apretado en el útero y además ha empujado a través del canal del parto, o al menos lo ha intentado. En consecuencia que esté enrojecido o un poco amoratado, o incluso negrito, es totalmente normal, esto desaparecerá en poco tiempo.

Debes saber que el bebé al nacer está cubierto por una capa espesa y grasa llamada vérnix caseoso que lo protegía en el interior y ahora en el exterior en esta adaptación.

La recomendación es que la pierda lo más progresivamente posible para ayudarle a mantener la temperatura y barrera protectora, todavía no se ha configurado su manto ácido y la flora que le acompañara, tiene que madurar en su nuevo mundo.

Poco a poco desaparecerá entre el lavado y secado post parto y los baños en casa durante la primera semana. ¿Está feuquillo? Puede, pero es mejor así. Una vez va desapareciendo podemos darnos cuenta de que su piel no es perfecta, aunque la mayoría de cosas les ocurren a casi todos los bebés.

Es muy común que se aprecie una piel transparente, el sistema vascular y sus cambios de color a la temperatura, la piel es fina y transparente, puede incluso llegar a verse azulada en manos y pies (acrocianosis o color azulado en las zonas acras). También pueden presentar descamación generalizada, carita o manos y pies por la renovación de la capa más superior de la piel durante los primeros días o semanas; esta caerá y no necesita cuidados especiales salvo, como recomendación personal alguna loción o aceite especialmente testado para bebés. Cualquier arañado o hematoma se apreciará mucho, pueden existir marchitas de sangre llamadas petequias, incluso nevus, nevus en fresa o hemangiomas (estos ya llevarán control dermatológico pero no ocurre nada).

Verás que poco a poco todos sus sistemas van madurando y la piel será de los primeros. Nos vemos en la próxima entrega con las uñitas, otro cantar...


#embarazo #maternidad #nacimiento #parto #bebe #bebes #reciennacido #primerosdias #primerassemanas #piel #pielbebe #pielbebé #lapieldelbebe #pielperfecta #pielsana   #salud #cuidados #cuidadodelbebe #vernix #vernixcaseoso #vernixcaseosa #dermatologia #dermatologiapediatrica #podologia#podologiapediatrica